En pocos años, el término badbuzz ha crecido en importancia. Este término puede definirse como un fenómeno de boca en boca negativo que tiene lugar en Internet y, en particular, en las redes sociales. Su impacto es importante, especialmente para la reputación de una marca o empresa. Porque en internet, la reputación es un bien preciado que es importante mantener.

Muchos casos de badbuzz han tenido lugar en los últimos años, algunos de los cuales han sido casos de libros de texto. Para gestionar la imagen en línea, es esencial establecer procedimientos de gestión de crisis cuando aparece.

En este sentido, las empresas siguen un modus operandi bastante básico aplicable en todas las situaciones cuando aparece este fenómeno. Al principio, la compañía confirma los hechos. Esto evita cualquier distorsión, rumor y otra discusión sobre lo que sucedió. Luego, realiza su función mientras se asegura de hacerla pública, se disculpa y finalmente aprovecha la oportunidad para recordar sus valores.

Preparación de gestión de crisis aguas arriba

Una crisis en las redes sociales puede aparecer en cualquier momento. Para consolidar su comunicación de crisis, es mejor prepararse de antemano tratando de predecir lo más posible las repercusiones que esto pueda tener.

Para hacer esto, debe saber cómo usar los medios adecuados. Esto generalmente implica enriquecer los métodos tradicionales, como el comunicado de prensa, con herramientas más modernas como las redes sociales.

Luego, debe saber cómo planificar un procedimiento de gestión de crisis para poder reaccionar casi automáticamente cuando aparece. Para estar bien preparado para una gestión de crisis, es necesario sensibilizar a sus empleados, el dinero y especialmente su impacto en caso de mal comportamiento de uno de los empleados.

Y finalmente, para evitar o al menos prepararse bien para la aparición de estas crisis en las redes sociales, es importante saber cómo abrir el diálogo con sus empleados.